Ventajas y desventajas de “tecnologizar” el deporte

Practico deporte de manera esporádico. Algunos días voy al gimnasio, otros me atrevo con el spinning, socializo con el pádel, hasta puedo animarme a una sesión de running de vez en cuando, aunque siempre en compañía.

Como tantos otros deportistas y más siendo apasionado de la tecnología, he reconocido fácilmente cómo los nuevos dispositivos y gadgets están cada vez más presentes en la práctica de cualquier tipo de ejercicio. Todos los que os he mencionado son una mínima parte del sector de deportes que ahora mismo está aprovechando los sistemas de control, monitorización y análisis que ofrecen pulseras de actividad, smartwatches y otros dispositivos que normalmente son conectados al cuerpo humano mientras la acción tiene lugar.

Ventajas de la tecnología en el deporte

Si habéis utilizado estos dispositivos, habréis descubierto que el análisis y el registro que realizan de vuestro ejercicio es inmejorable. Nunca habríais conseguido obtener esa información por vosotros mismos.

Esto se traduce en que podemos ver un histórico de forma sencilla y luchar por conseguir los objetivos que nos planteemos con mayor efectividad. También implica identificar posibles errores y perfeccionar nuestra técnica en cualquier deporte, algo que siempre resulta beneficioso a nivel personal y, sobre todo, físico.

Desventajas de la tecnología en el deporte

Si nos paramos a pensar en las desventajas, encontramos las mismas que en los teléfonos móviles, sobre todo la autonomía y el precio. Además se suma la siempre crítica a la obligatoriedad de llevarlo siempre conectado al cuerpo, en funcionamiento.

Es decir, la incomodidad principalmente.

El futuro del deporte tecnológico

Obviamente, la tecnología del deporte llega en un momento crítico. Cuando ha sido posible desarrollar estos dispositivos, cierto. Pero también en un clímax con la tecnología móvil que nos mantiene en vilo por ver cuándo vamos a superar unos obstáculos e incomodidades que llevamos años lastrando.

El futuro del deporte tecnológico no tardará en llegar, pero hasta el momento vamos a tener que adquirir estos productos actuales porque sin nuestra experiencia, el sector se estancará.

Este futuro pasa por una monitorización inalámbrica de nuestro cuerpo y una autonomía sino eterna, al menos lo suficientemente duradera como para que una semana de actividad no suponga problema alguno.

Por otro lado, habrá que diferenciar los dispositivos deportivos de los dispositivos generales con funciones deportivas, dado que no es lo mismo. Igual que no se lleva zapatillas de tenis de normal, pero sí es corriente usar zapatillas de deporte a diario por muchas personas.

Es un futuro prometedor y, como todo en tecnología, esperemos que llegue pronto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *