Qué les pido a los nuevos teléfonos móviles

Siempre estoy leyendo sobre los nuevos modelos de móviles y recientemente he descubierto un par de modelos que por interés propio me han parecido interesantes. Sin embargo no son los móviles en general lo que me atrae, sino ciertas peculiaridades de ellos. Por ejemplo del Cat S60 debo reconocer que la cámara térmica me encantaría tenerla. Y del Asus Zenfone Max su batería, que alcanza las 37 horas en conversación.

Esto me ha hecho pensar que hasta que los móviles nos ofrezcan una nueva generación de cosas inimaginables, tengo bastante claro lo que le pido a los nuevos modelos que van saliendo y, por lo general, me sirve para clasificarlos en función de si considero que valen la pena o sus novedades apenas son interesantes a nivel de mercado y de usuario. Creo que mis intereses son también compartidos por mucha más gente, así que voy a exponer a continuación qué les pido a los nuevos teléfonos móviles.

Una batería que dure todo el día

Por experiencia propia y según me han comentado conocidos y amistades mías, la rutina de enchufar a cargar el móvil todas las noches parece algo bastante generalizado. Lo cierto es que lo acepto sin reproche, dado que es un dispositivo que utilizo constantemente a lo largo del día y hasta que su carga no sea continua sé que es la única opción que tengamos. Pero esta situación dista mucho de la que nos obligan muchos terminales aún hoy en día de tener que cargar 2 y hasta 3 veces el teléfono móvil en las mismas 24 horas.

Un móvil irrompible

Los teléfonos móviles se caen. Son objetos que se llevan en la mano, que están todo el día dentro de un bolso, de unos pantalones, encima de una mesa, etc. ¿Por qué no hacer como en el sector del automóvil donde lo primero es la resistencia de los cristales, lo segundo la seguridad para los ocupantes y, lo último, un diseño atractivo?

Una pantalla multitáctil perfecta

Aquí creo que otros sectores han sabido sobrellevarlo mejor. Los teléfonos móviles obviamente ya no sólo sirven para llamar. Utilizar un teclado digital es algo constante para todos los usuarios y, sin embargo, el desarrollo en este sentido es más lento del que se espera. Escribir en una pantalla de móvil sigue siendo algo tedioso y muchas veces genera errores por la mala relación entre el tamaño de nuestros dedos y de las teclas en pantalla.

No es el único dispositivo en el que la interacción de las manos del usuario necesita de un feedback completo entre software y uso, pero sí que son los teléfonos móviles los que más están tardando en resolverlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *