Huawei Mate Book

Por qué es perfectamente lógico que Huawei invierta en ordenadores portátiles

Esta semana se anunciaba oficialmente por parte de Huawei que la línea de ordenadores portátiles iba a ser una de las que mayor inversión iba a recibir. De momento empezaba fuerte la marca china con 3 modelos diferentes de ordenadores portátiles, enfocados a distintos tipos de usuarios.

Es completamente lógico a mi parecer. Huawei es ya el tercer fabricante de teléfonos móviles de todo el mundo y la diversificación tiene notables ventajas. Pero muchos analistas consideran que el sector de los ordenadores portátiles es muy competido y poco rentable.

El problema que yo veo es que Huawei no busca la rentabilidad, sino la afinidad. Muchos usuarios han descubierto que la marca es capaz de ofrecer dispositivos a un precio competitivo y de un gran rendimiento. Si son capaces de realizar esto en un sector que sí requiere una innovación constante como el de los smartphones, ¿qué serán capaces de realizar en uno más conocido como el de los ordenadores portátiles?

Innovación en ordenadores Huawei

Como prueba, el nuevo Huawei Matebook X, que tiene un innovador sistema de refrigeración, que no requiere ventilador, ofreciendo menos peso, menos dimensiones, menos ruido y mejor rendimiento. Huawei llega así al sector de los ordenadores portátiles.

Por otro lado tenemos la vinculación de dispositivos. Muchos ordenadores portátiles aprovechan la vinculación con el smartphone para realizar todo tipo de tareas y funciones. Ahí tenemos la posibilidad de convertir en un PC directamente al Samsung Galaxy S8.

Las posibilidades de que los móviles Huawei y los ordenadores portátiles de la misma marca ofrezcan una relación de optimización en su funcionamiento son bastantes. De nuevo, se fomenta la afinidad, pero se consiguen nuevos objetivos, como el branding, la comercialización y un ritmo de innovación más rápido.

Por qué empezar por el ordenador portátil

Las opciones eran muy variadas. Las televisiones son potencialmente más rentables, pero competir contra los gigantes tecnológicos hoy en día es más difícil que nunca. Otra opción son los electrodomésticos, pero la inversión en reputación de marca tendría que ser enorme.

Sin embargo, los ordenadores portátiles ni requieren tanta inversión ni tienen una curva de competencia tan elevada. Además, sirven de base para la creación de cualquier otro dispositivo. Es más fácil pasar el conocimiento obtenido de desarrollar un ordenador portátil a una televisión, que a la inversa. Por tanto, Huawei puede aprovechar todos estos procesadores y sistemas informáticos, para seguir expandiendo su negocio en próximas estrategias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *