Microsoft Surface Laptop

Por qué Microsoft necesita su portátil oficial ahora más que nunca

Microsoft anunciaba hace poco el lanzamiento de Surface Laptop, no es el primer dispositivo portátil de la marca, pero sí el primer ordenador compacto portátil, vamos un laptop al uso.

En mi opinión la llegada de este portátil es en el momento justo, quizás incluso algo más tardío de lo que deberían haber previsto allí en las oficinas de Microsoft, a la vista de los cambios tecnológicos acaecidos hace unas semanas.

El más llamativo de todos, me dejó asombrado como a muchos por su significado, aunque no porque fuera algo innovador. Windows ya no es el sistema operativo más utilizado del mundo, sino que es Android. La razón creo que todos coincidimos en que se basa en el hecho de que los smartphones con este sistema son los más extendidos por el planeta.

Analistas económicos y expertos en hábitos de consumo han identificado también que hay menos ordenadores en los hogares que antes. Por esa razón, Microsoft ha realizado el paso más lógico para motivar la comercialización, firmar ellos mismos el hardware.

Microsoft Surface Laptop tiene como primicia el sistema operativo Windows 10S. Es una nueva oportunidad para que la compañía intente reflotar el uso de su software estrella, aunque también un potencial peligro si cometen de nuevo un error en su operatividad.

En todo caso, el primer portátil de Microsoft también supone abrir las puertas a un mercado comercial, en el que ya debería haber estado participando hace tiempo.

Ahora Microsoft llega en un momento delicado, en el que los laptops low-cost presentan un rendimiento aceptable, dejando abierto el mercado a los laptops de alto nivel como los que mayor rentabilidad presentan.

Un teclado con piel de Alcántara, una pantalla táctil, componentes de RAM, SSD y procesador IntelCore de i5 a i7, son las medidas mínimas que se le iban a exigir a este nuevo desarrollo de Microsoft.

Se considera que el precio alcanzará los 1.200 euros incluso en las versiones más simplificadas del portátil de Microsoft, claramente una apuesta de futuro enfocada a combatir los modelos Premium del mercado. Como si en telefonía móvil sacarán un smartphone para rivalizar con iPhone o los Galaxy S de Samsung.

Por tanto, Microsoft ha realizado el paso inevitable en su desarrollo comercial, pero lo hace un poco a destiempo y llega en un momento en el que la competencia es feroz. En mi opinión, solo el verdadero potencial de Windows 10S, puede llegar a consolidar al nuevo Surface Laptop como un nuevo éxito de la empresa y, por tanto, el inicio de una nueva era de desarrollo para Microsoft.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *