Los 5 errores de SONY con su sistema Ultra 4K

La verdad es que me ha sorprendido muchísimo el anuncio del nuevo sistema de SONY denominado 4K y no precisamente de forma positiva. En realidad me ha venido a la cabeza la pregunta de ¿en qué cabeza cabe presentar un sistema tan exclusivo y costoso cuando marcas que siempre han defendido la exclusividad como Apple están comenzando a ofrecer productos más asequibñes como el nuevo iPhone SE?

Por si el lector lo desconoce, lo que SONY ha presentado es un sistema de televisión a la carta. Con este sistema, el usuario puede comprar películas y la parte más llamativa es que este contenido audiovisual se ofrece en tecnología 4K. Sin embargo, aquí termina lo más correcto del planteamiento del sistema, ya que la estrategia que han seguido adolece de algunos problemas. SONY lo presenta como un sistema exclusivo para unos pocos, el problema es que en un mundo tan globalizado, sobre todo en lo referente al entretenimiento audiovisual, ¿tiene cabida lo exclusivo?

En primer lugar, Ultra sólo funciona en las televisiones SONY HDR 4K, por lo que ya hay que contar con una plataforma específica para poder contratar este contenido, algo que de todas formas en otros sectores como por ejemplo el de los videojuegos no parece ser un problema.

Lo que quizás sí lo represente es el coste de 30 dólares por película. No se baraja la opción de streaming, sino que hay que comprar de forma individual cada film que se desee ver en 4K, eso sí con todos los extras que puede tener una edición física en ese momento. Se presupone que se diferenciará entre las ediciones extendidas o de coleccionista en este sentido, aunque no se han pronunciado al respecto.

Además, las películas no se almacenan, sino que se accede vía online por la televisión al contenido comprado, ya que el gran tamaño de la resolución 4K impide su almacenamiento en local.

Más limitado es todavía su territorio de actuación, exclusivo hasta el momento en Estados Unidos, sin saber si se exportará este modelo a otros países.

Y, como colofón final, la marca sólo tiene derechos de venta de películas de Sony Pictures Entertainment, lo que deja fuera a un buen porcentaje de películas que en resolución 4K podrían lucir de forma absolutamente espectacular.

Con estos 5 factores que algunos ven exclusivos y otros consideramos desventajas para su expansión por el mercado, sólo queda ver cómo le funcionará a SONY la apuesta cuando se ponga en marcha en abril. Una cosa sí hay que valorar positivamente, son los primeros en ofrecer un servicio de este tipo para contenido 4K, lo que siempre es un paso adelante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *