Las ventajas para los fabricantes de joyas como Pokémon Go y la Macarena

Si cualquiera va a uno de los rincones más remotos del mundo y menciona dos productos tan diferentes como lo son el juego del verano Pokémon Go o la canción de Los del Río La Macarena, consigue un efecto idéntico, que consiste en que a la gente que se les menciona seguro que saben de qué se les está hablando.

En consecuencia, no hay duda de que estos éxitos del verano, aunque en épocas completamente diferentes de nuestra historia contemporánea, han arrasado todas las expectativas de venta.

Pero el titular que he utilizado en el artículo de esta semana no es gratuito. ¿Por qué estos dos lanzamientos hacen que las empresas fabricantes se froten las manos? Principalmente porque son los denominados hits que venden productos.

En el caso de La Macarena, no sólo me refiero al disco de estos artistas, sino a la gran cantidad de reproductores de música, disc-mans y todo tipo de dispositivos que venían acompañados de la conocida canción y un montón de temas más que pasaban al olvido a los pocos minutos de ser escuchadas.

En el caso de Pokémon Go la consecuencia es todavía más rentable. El juego no se vende como tal, sino que es compatible con teléfonos móviles que ya han recibido una gran acogida por usuarios que sólo tenían como objetivo disfrutar de esta caza interactiva en realidad aumentada de criaturas por todo nuestro alrededor.

Es más, algunas empresas aprovechan el juego digital para vender sus propios productos, atrayendo así a clientes y consumidores. Mc Donald’s ha sido una de las más recientes, anunciando Pokémon gratis que pueden capturarse de una manera muy sencilla si se acude al establecimiento. El resultado ha sido una acogida de clientes que ha superado todos los datos registrados en su historia en base a las ventas realizadas en un solo día por todos sus tiendas en todo el mundo.

Por descontado, las empresas desarrolladoras tampoco pierden el tren. El 12 de agosto sale Pokémon Go Plus a la venta, una pulsera que permite seguir disfrutando del juego aún sin contar con el dispositivo móvil con batería, una de las mayores necesidades de los jugadores.

En mi opinión, la jugada no podía haberle salido mejor a Nintendo y a Google, las dos empresas que han invertido millones de euros en esta estrategia de marketing, que ya están todos los analistas del comercio electrónico y el entretenimiento digital estudiando como fenómeno histórico, igual que ya se hizo con la conocida Macarena.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *