Por qué la televisión del futuro no tiene nada que ver con lo que nos vaticinaban las marcas

Increíble. Así es como puedo definir el sector televisivo doméstico en la actualidad. ¿Qué ha pasado con las promesas anteriores de una tecnología que se prometía insuperable? Pues que los consumidores hemos considerado que las cosas deberían ir por otro lado. Y, como en muchos otros sectores, el cliente tiene la razón.

Tras pasar el CES 2017, las marcas de televisiones han mostrado todos los modelos de lo que debería ser la televisión del futuro. Queridos lectores, estos sí son televisiones que me parece que tienen más cabida en nuestros hogares.

Las televisiones curvas serán limitadas

En primer lugar, el diseño en curva de las televisiones más innovadores se queda en ediciones limitadas. No es que no sea efectivo ni tampoco que su atractivo no agrade al usuario, simplemente la mayoría preferimos ver la imagen en unas dimensiones rectas.

Quizás el usuario tenga que cambiar sus hábitos de consumo, pero de momento marcas y clientes coinciden en que el diseño rectilíneo de toda la vida debe ser el más numeroso.

El OLED será el próximo rey

La tecnología gráfica no alcanzará el realismo absoluto, de acuerdo, pero contará con un avance difícil de superar. Aquí los vaticinios sí acertaban. Todos los consumidores queremos 4K, HDR y, por descontado, OLED.

Sin embargo, hay que tener claro que hablamos de la excelencia gráfica. El OLED será por ello el formato gráfico más caro del mercado. ¿Vale la pena su precio? Eso deben decidirlo los compradores, yo creo que si de verdad eres un amante del cine, las series y la calidad audiovisual en general, el OLED es lo que llevas toda la vida buscando.

Altavoces integrados

Por último (sé que hay muchos más factores, pero este sin duda es el más innovador), están los altavoces integrados. Esto implica que la pantalla ocupará prácticamente toda la superficie. No tendrá bordes o, de existir, serán mínimos.

Por tanto, ¿dónde quedan los altavoces? El invento es fabuloso, porque se integran en la propia pantalla. Es una nueva tecnología que se aplicará próximamente a otro tipo de dispositivos como los teléfonos móviles, con la que se podrá prescindir en buena medida de los marcos que, aunque milimétricos, siguen ocupando espacio en el desarrollo físico de estos productos.

Así que estas son las prestaciones que, según lo mostrado en el CES, tendrán las televisiones del futuro. ¿Alcanzan vuestras expectativas?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *