La lucha tecnológica contra la discapacidad

Hoy me alegra conocer las novedades que se han presentado en el CES con un objetivo social o, al menos, con el objetivo comercial como complemento y no como única razón de ser. Se trata de innovaciones dirigidas específicamente a luchar contra la discapacidad o, también, a ayudar a las personas que la sufren a disfrutar mejor de la tecnología y del mundo que les rodea.

Aipoly Vision para invidentes

De todos los desarrollos presentados, sin duda me quedo en primer lugar con la aplicación descargable de forma gratuita Aipoly Vision. Está desarrollada para iPhone y consiste en un software que aprovecha la cámara del smartphone, para describir al usuario lo que tiene ante sí.

Ha obtenido un precio a la excelencia y puede ayudar a mejorar la vida de las personas que sufren problemas en la vista o ceguera, solo falta que la inteligencia artificial de la que hace uso la aplicación se desarrolle y evolucione hacia la perfección que buscamos en esta tecnología.

Como crítica supongo que la batería sufrirá considerablemente con el uso de esta app, además de que espero que la compatibilidad con el sistema Android sea solo cuestión de tiempo.

ReSound Enzo 2 para usuarios con sordera

Si el anterior desarrollo me parece útil, este me parece sorprendente por no haber llegado antes. Consiste en un dispositivo compatible con iPhone, que combate el problema de la sordera modificando a las necesidades del usuario el audio que se emite desde el teléfono móvil.

Es la aplicación perfecta, tanto para conocer mediante voz el estado del teléfono como para escoger como alternativa frente a un audífono tradicional.

Dring, el bastón tecnológico

En este caso también considero que debería haberse desarrollado antes, por lo que hay que aplaudir a sus inventores haber conseguido por fin visionarlo. Se trata de Dring, un bastón que incorpora componentes tecnológicos muy útiles, como sensores de movimiento o GPS. Además también tiene valores añadidos como un sistema de alerta por caída, con el que se notifica a familiares ante cualquier accidente del usuario.

Sin duda, las personas con discapacidad pueden ofrecer una vía de escape a desarrollos innovadores, con los que la tecnología puede seguir evolucionando, eso sí, con una dosis de creatividad más alta que con dispositivos tradicionales. Espero sinceramente que en el futuro la brecha digital desaparezca entre estos usuarios y el resto y que, de hecho, disfruten de la tecnología más actual. ¿A quién no le gustaría probar ese bastón incluso aunque no lo necesitase?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *