¿Acierta Huawei con un teléfono móvil de 2 cámaras?

Debo reconocer que el anuncio de Huawei de presentar un teléfono móvil de 2 cámaras me llamó la atención. Últimamente estoy prestando atención (por trabajo y afición) a los teléfonos de marcas algo más desconocidas como Huawei, BQ, Xiamo por saber qué están desarrollando frente a los imponentes Samsung y Apple. Y algunas noticias de nuevos modelos son sorprendentes.

La de Huawei con su nuevo P9 es bastante interesante, pues además de toda la tecnología y un diseño decente que pueda ofrecernos, lo que más nos va a motivar a comprarlo o no será su doble cámara trasera.

Lo admito, yo también fui de los que pensó en que una doble cámara era el inicio de una grabación en 3D y, sinceramente, de haber sido así el Huawei sería sin dudarlo mi próximo teléfono móvil. ¿Quién no quiere hacer vídeos en 3D para compartir con sus amigos y familiares? Pienso que Huawei, casi sin quererlo, ha abierto la puerta a un futuro desarrollo de móviles con grabación en 3D que va a ser una auténtica revolución en el sector.

Pero de momento nos tenemos que quedar con el Huawei P9 y su doble cámara que, en principio, para lo “único” que sirve es para hacer las fotografías con mayor calidad posible. No deja por ello de ser una evolución con todas las letras de las fotografías con teléfonos móviles.

Al parecer una de las cámaras realiza la captura de la imagen en RGB, es decir, en color. La otra cámara lo hace exclusivamente en blanco y negro. Obviamente ambas están en una sincronización que espero que no se desajuste nunca, porque si no la función de captura de imágenes fotográficas dejaría de ser útil o, como mucho, serviría para crear curiosos efectos surrealistas.

El caso es que las dos cámaras fusionan las dos capturas en una sola. Gracias a la independencia de cada uno de los componentes, el color gana en naturalidad y los tonos son más intensos, mientras que los blancos son más realistas, igual que las zonas oscuras, con negros que hasta el momento no se habían acercado tanto a lo que un ojo humano capta por sí mismo.

En suma la nitidez de las imágenes es sobresaliente y supera cualquiera otro modelo del mercado. O al menos eso dicen promocionalmente desde Huawei porque, según las imágenes de muestra, los analistas aseguran que se puede conseguir mayor calidad con otros modelos existentes que no utilizan la doble cámara. Como todo, supongo que habrá que esperar a que esté en el mercado para conocer su verdadero potencial.

¿Son realmente útiles los accesorios de fotografía para móviles?

Hace años, literalmente hablando, que no utilizo una cámara de fotos. No soy ningún profesional de la fotografía y no quiero parecerlo. Sin embargo, la fotografía me encanta y no he parado de hacer fotos desde entonces. De hecho, cada vez hago más fotografías, las publico en Internet, las edito, es una afición que me encanta.

Sin embargo, todos los amigos que tengo como auténticos apasionados de la fotografía me explican que, por muchos accesorios que tenga un dispositivo móvil, nunca ofrecerán las mismas prestaciones que una cámara réflex de última generación. Y, la verdad, tienen toda la razón.

Sin embargo, los accesorios para hacer fotografías con el móvil con mayor calidad a la que ofrecen los dispositivos de serie, siguen pareciéndome opciones realmente útiles para los usuarios como yo, que necesitamos una ayuda extra para conseguir captar lo que nos rodea tal y como queremos.

Uno de los mejores en este sentido es la cámara QX100 de Sony. Se trata de un dispositivo adaptable a los teléfonos móviles que utilizan sistema Android y que mejora considerablemente la lente que ofrezca el smartphone  al usuario. Le aporta una resolución de 20 Megapíxeles y un zoom óptico que tiene 3.6x, considerablemente superior a prácticamente todas las cámaras del mercado incluidas en teléfonos móviles, pero aprovechando el sistema de uso tan sencillo e intuitivo que éstas ofrecen.

Es un claro ejemplo de cómo fusionar los dos entornos, el de las cámaras fotográficas profesionales y los teléfonos móviles, para conseguir resultados de alta calidad.

Otra opción que siempre me ha llamado la atención es la de utilizar drones que controlamos a través de nuestro dispositivo móvil. El problema de esta opción es el coste que requieren algunos drones de alta calidad, sin embargo las posibilidades de captar imágenes aéreas superan prácticamente a cualquier fotografía convencional.

Por último quisiera hablar de la iluminación extra. Ningún flash de un móvil ofrece la iluminación correcta y necesaria para que nuestras fotografías tengan la mayor calidad, definición y nitidez posible. El flash LED SBS, por ejemplo, supone una opción de iluminación adicional perfecta, pero debe acoplarse al smartphone. Por esa razón los flashes de LED que son inalámbricos me parecen casi mejor adquisición, porque puedes jugar con la iluminación, colocando este accesorio donde desees, con lo que consigues algunos contrastes realmente maravillosos y que, curiosamente, nunca conseguirías sólo con una cámara de fotos.