Qué avances tecnológicos prometidos no hemos logrado en 2016

Fracasamos todos los años. Es lógico, nos exigimos mucho cuando empieza cada año y algunos objetivos los conseguimos, pero otros sencillamente es imposible. En el sector tecnológico esto es cada vez más patente, debido a que el avance es constantemente más lento conforme pasan los años, aunque ahora cada mínimo paso suponga toda una revolución.

Estos son, a mi parecer, algunos de los avances tecnológicos que no se han conseguido. ¿Quizás el año que viene?

La batería infinita

En el sector de la telefonía móvil, la batería sigue siendo el problema número uno que todos los usuarios (me incluyo) consideramos más grave.

¿Habéis visto algún monólogo del humorista Seinfeld? El norteamericano argumentaba que ojalá nunca hubiéramos llegado a la Luna, porque ahora todo se compara con ir hasta allí. Y si lo aplicamos a nuestro caso, es completamente cierto.

¿Cómo es posible que el ser humano desarrolle unos cohetes espaciales capaces de atravesar la atmósfera, llegar al espacio, seguir navegando durante días, aterrizar en la Luna y regresar a casa, pero no hay manera de que la batería de nuestro móvil se gaste en menos de 24 horas?

Es un auténtico misterio tecnológico que, por mucho que se promete que se avanzará, lo cierto es que seguimos prácticamente en la casilla de salida a nivel tecnológico.

La televisión realista

Recuerdo de niño un anuncio de televisión que explicaba que no iban a mostrar los nuevos modelos de una marca, porque era imposible reflejar la mayor calidad en una pantalla de menor calidad. Completamente lógico, pero desde entonces se promete imágenes realistas y, aún con el HDR y las pantallas OLED, se dice que “nos acercamos a ver los colores negros casi como el ojo humano”.

Casi un siglo después de inventarla, la televisión sigue sin ser realista, sin ofrecernos imágenes que puedan compararse con lo que ve el ojo humano. El año que viene tampoco se espera que se consiga.

La realidad virtual

Muchos lectores se sorprenderán, porque la realidad virtual ya está entre nosotros, precisamente ha llegado este año. Pues no, esta no es la realidad virtual que nos prometieron. Los desarrollos deben continuar el año que viene para una experiencia inmersiva.

Igual que la televisión, el invento ya se ha creado, pero falta perfeccionarlo hasta llegar a lo prometido, experimentar una realidad alternativa a la nuestra, en la que los cinco sentidos nos evoquen a un espacio (y puede que tiempo) diferentes del de nuestra realidad. Confío en que lo consigan pronto. Antes incluso que las baterías infinitas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *